LOS Millennials no existen

Nos hemos encontrado con empresas que declaran cosas como “no quiero contratar millennials”, o bien, “enfoquémonos sólo en millennials” y esto nos preocupa, porque – como si hubiera pocos –nos creamos un nuevo concepto para discriminar en algo que tiende a parecerse mucho a hablar de la edad, sólo que dicho así parece sonar bien.

Decir que LOS millennials tienden a dejar los trabajos más rápido, para nosotros no es distinto a decir que LAS personas mayores son mañosas; o que LOS casados son más responsables, o LAS mujeres más ordenadas, etc., son todas mezclas de prejuicio, tendencia y generalización descuidada.

En nuestro trabajo como reclutadores, es esencial que siempre tengamos cuidado al utilizar conceptos para agrupar a las personas. Aunque esto es aplicable prácticamente a cualquier categorización, enfoquémonos en los LOS MILLENNIALS y veamos 5 razones por las que esta generalización es peligrosa:

  1. MILLENNIAL ES UN CONCEPTO ARTIFICIAL: Aunque no hay acuerdo total, en general se define como millennials a los nacidos ente los 80’s y el 2000 (o sea, a 2017 tienen entre 17 y 37 años, un rango muy amplio!). Toda categorización es un constructo artificial, puede ser un aporte a entender o interpretar el mundo, pero siempre debe usarse considerando que es artificial y no infalible: tomarlo como absoluto nos arriesga a ser reduccionistas y actuar prejuiciosamente.
  2. HAY DIFERENCIAS LOCALES: Hay que tomar la información que nos llega mayormente de Estados Unidos, y aterrizarla a nuestra cultura e historia. La caída del Muro de Berlín, la Guerra del Golfo o la Crisis Subprime ¿Afectaron a los latinoamericanos igual que a los norteamericanos o europeos? ¿Y qué pasa con las dictaduras, el paso a la democracia, las crisis económicas locales, los terremotos propios por ejemplo de nuestro país? ¿No tendría más sentido considerar estos hechos como elementos que marcan nuestras generaciones? ¡Podría ser que incluso encontremos grupos distintos! Es un mundo globalizado, pero aun así el impacto hay que ponderarlo diferente.
  3. VARIABLES CRUZADAS: El millennial que estudia vespertino y de día trabaja para aportar a su familia y que tras titularse debe pagar el crédito con que co-financio sus estudios, no es igual al millennial que en su primer trabajo puede ahorrar y usar ese dinero para viajar. No hay un juicio de valor acá: simplemente queremos mostrar que hay variables que se cruzan y muestran escenarios diversos y diferencias en las personas más allá del año en que nace.
  4. NO ES GARANTIA ABSOLUTA: Nacer en cierto rango de años, no es garantía de tener ciertas características; como seres biopsicosociales, estamos afectados por múltiples variables, el entorno es una de ellas, no la única.
  5. NO ES EXCLUYENTE: En la misma línea del punto anterior, no nacer en ciertos años, tampoco significa que alguien carezca de las características que se atribuyen a un grupo, ni menos aún, que se les deban atribuir las características opuestas (cosa más común de lo que se imaginan). Hay investigaciones que muestran que entre las distintas generaciones hay más cosas en común que diferencias.

Ciertamente hay hechos que podríamos pensar que de alguna forma impactan en las personas en nuestro país: Algunos crecimos en un país con una selección de futbol que normalmente perdía, mientras la siguiente generación vio selecciones que van a mundiales, con jugadores en equipos de clase mundial y lugares destacados en videojuegos como FIFA 17. Algunos en 1989 vivimos el primer concierto de un artista famoso en Chile (Rod Stewart, ¿Se acuerdan?), mientras otros han crecido con una agenda de conciertos que los obliga a elegir a cuál asistir. Algunos vimos a nuestros padres trabajar por décadas en la misma empresa (y luego ser despedidos de un día para otro con la crisis de 1981-82), mientras hoy los niños ven a sus padres cambiándose varias veces de empresa… De acuerdo, listamos una serie de hechos, ahora ciertamente, esos hechos influyeron en nuestra forma de pensar, pero la forma no es absoluta. Podemos generar hipótesis al respecto, pero siempre debemos confirmarlas a través de una entrevista objetiva a la persona como un ser integral.

Esta es una invitación a reflexionar y conversar sobre esto: ser analíticos, activos y críticos sobre lo que leemos; no todo lo que se escribe es necesariamente cierto, ni cierto para todos, aunque suene y se vea bonito.

LOS millennials no existen; no como un absoluto, así como tampoco existen LAS personas mayores, LOS casados, LAS mujeres, LOS solteros, etc.

Ma. Cristina Morales


Lecturas interesantes recomendadas

(para leer con mirada crítica por supuesto)

  • (1) Workplace Priorities, Beliefs & Practices: A Generational Snapshot, By Julie Winkle Giulioni & Olivia Gamber – http://www.juliewinklegiulioni.com/wp-content/uploads/2012/09/Workplace-Priorities-Beliefs-Practices-Report.pdf
  • (2) M I L L E N N I A L S – BREAKING THE MYTHS – Nielsen – http://www.nielsen.com/content/dam/corporate/us/en/reports-downloads/2014%20Reports/nielsen-millennial-report-feb-2014.pdf

 

LOS Millennials no existen
Tagged on:                 
X

Pin It on Pinterest

X